Valor de noviembre: Gratitud

Podríamos definir la gratitud como el sentimiento que experimenta una persona al estimar un favor o beneficio que alguien le ha concedido. Al sentir gratitud, el niño desea corresponder a ese favor agradeciéndolo.

Es importante que los niños lleguen a apreciar y agradecer el esfuerzo y las cualidades de los demás. Nos parece muy importante inculcarles este valor acostumbrándoles a dar las gracias cuando reciben ayuda y pidiendo las cosas por favor. Cada vez que se pueda destacar en otras personas lo bien que hacen algo, o las cualidades que tienen, aprovechad esas oportunidades para enseñar a vuestros niños vuestra gratitud por los demás.

La gratitud es uno de los valores más apreciados y respetados a la hora de educar a los niños. El aprender a dar las gracias o agradecer aporta bienestar y reconocimiento a los niños. Como todos los demás valores, se enseña a dar las gracias con el ejemplo. Padres agradecidos y considerados criarán a hijos agradecidos y considerados.

Se puede enseñar y practicar la gratitud de distintas maneras y en diferentes momentos del día. A la hora de educar a tu hijo en la gratitud, es importante que tengamos en cuenta la edad del niño.

 

Consejos para enseñar a los niños a dar las gracias:

1- Los niños menores de 2 años no entienden cuál es el sentido de dar las gracias. Pueden decir “gracias”, pero será más como una repetición que como un sentimiento.

2- A partir de los 2 o 3 años, los niños ya tienen un concepto más amplio de la gratitud. Aprovechemos para enseñarles que el acto de agradecer es gratuito y que al agradecer no debemos esperar nada a cambio.

3- El ejemplo, tanto de los padres como de los educadores, es fundamental a la hora de inculcar este valor a los niños. El mejor profesor para enseñar gratitud a tus hijos eres tú.

4- Los niños deben aprender a dar las gracias no sólo por lo material, sino también por algún gesto que hayan tenido con ellos. Gracias por ayudarme, por dejarme pasar, por llamarme, por haberme preparado el desayuno, la comida o la cena, etc.

5- Se debe enseñar a los niños a dar las gracias por las pequeñas cosas o acciones. También a que sean agradecidos consigo mismos, por pequeños esfuerzos como hacer la cama, hacer la mochila, hacer los deberes, etc. Aparte de eso, también podemos enseñarles a dar las gracias por todo lo que les rodea, por su familia, hermanos, por su colegio, profesor, amigos… Eso les enseñará a valorar todo lo que tienen.

6- Dar las gracias por las cosas positivas que les ocurre, incita a los niños a hacer siempre el bien. Debemos enseñar a un niño a ser agradecido no sólo con palabras sino también con detalles, gestos, sonrisas, besos y abrazos…

7- A la hora de la cena, un buen ejercicio es charlar con los niños y preguntarles cuál ha sido el momento del día que les gustaría agradecer.

8- Otra idea es dar responsabilidades o encargos a los niños, como recoger sus juguetes o ayudaros a poner la mesa, para que luego ellos se sientan valorados cuando les demos las gracias.

9- Nos gustaría que en casa hablaréis con ellos acerca del significado de este valor y que expreséis gratitud hacia las personas que os rodean y el bien que os aportan como familia. Por ejemplo, podéis hablar de las personas de vuestra familia, del colegio, o incluso podéis ir más lejos y hablar de las personas que trabajan en vuestro pueblo o ciudad. Intentad que los niños lleguen a hacer reflexiones como “doy las gracias porque todos los días hay gente que trabaja para que mi pueblo esté bonito y limpio”, o “mi hermana me ayuda mucho a hacer puzzles cuando no puedo”, o “mamá y papá trabajan mucho para que yo pueda ir al colegio y poder tomar todos los días comida muy buena”.

Además se organiza una Assembly especial sobre este tema. Este año vieron un fantástico vídeo hecho por algunos profesores de Primary, que les ayudó mucho a entender la importancia de dar las gracias cuando alguien hace algo por nosotros. Después, algunos niños se subieron al escenario para decirnos las cosas por las que están agradecidos. ¡Al final, pusimos algunos dibujos y mensajes de cada clase en un mural grande, como resumen de todas las cosas que apreciamos en la vida!

¡Muchas gracias por la generosa colaboración y participación en estas actividades de los padres!

In November, we will work with your children what we believe to be one of the most important values: gratitude.

We could define gratitude as the feeling experienced when you are on the receiving end of a favor or gift that someone else has given you. Feeling gratitude, the child wishes to return this favor by giving thanks.

It is important that children come to appreciate and acknowledge the effort and the qualities of others. We think it is very important to instill this value by teaching them to give thanks when they receive help and say please when they are asking for things. Whenever you can applaud other people for how well they have done something or the qualities they have, take advantage of these opportunities to show your children your gratitude towards others.

Gratitude is one of the most appreciated and respected values when it comes to educating children. Learning to give thanks or to be grateful provides wellbeing and understanding in children. Like all other values, we should teach by example. Grateful and considerate parents will raise grateful and considerate children.

You can teach and practice gratitude in different ways and at different times of the day. When educating your child in gratitude, it is important to bear in mind the child’s age.

 

Tips for teaching children to be thankful:

 

1- Children under the age of 2 do not understand the point of giving thanks. They can say “thank you”, but it will be more of a repetition than a feeling.

2- From 2 to 3 years, children have a broader concept of gratitude. Take advantage of this in order to teach them that the act of giving thanks is free and we should not expect anything in return.

3- Teaching by example, both parents and educators, is essential when instilling this value in children. The best teacher to teach your children gratitude is you.

4- Children should learn to give thanks not only for material things, but also for kind gestures that someone may have had with them. Thanks for helping me, for letting me pass, for calling me, for having prepared breakfast, lunch or dinner, etc.

5- We should teach children to give thanks for small things or actions. Children should also learn to be thankful towards themselves, for small efforts such as making the bed, preparing their backpack, homework, etc. Other than that, we can also teach them to be thankful for everything around them, their family, siblings, school, teachers, friends… This will teach them to appreciate everything that they have.

6- Give thanks for the positive things that happen, encourage children to always do good. We must teach a child to be grateful not only with words but also with details, gestures, smiles, hugs and kisses.

7- At dinnertime, a good exercise is to talk with the children and ask them what was the part of the day that they would like to give thanks for.

8 – Another idea is to give responsibilities or tasks to children, such as picking up toys or help set the table, this makes them feel valued when we thank them.

  1. We would like that you talk with your children at home about the meaning of this value and that you express gratitude to the people around you and the good that they bring you as a family. For example, you can talk about the people in your family, school, or you can even go a step further and talk about the people who work in your town or city. Try to get the children to make reflections such as a “I am thankful because every day there are people who work so that my town is nice and clean” or “my sister helps me to do puzzles when I cannot do them alone” or “Mum and Dad work hard so that I can go to school and eat good food everyday”.

We also had an Assembly about Gratitud where Infant students watched a fantastic video made by some Primary teachers, which really helped them understand the importance of saying thank you when someone helps us. Then, a few students came up to talk in the microphone, telling us what they are thankful for. Finally, we placed some beautiful drawings and messages form each class on a big mural, as a summary of all the things we appreciate in our lives!

Thanks for parents’ cooperation and participation in these activities!